¿Cuándo empezaron los trabajos verticales en España?

En España empiezan a utilizarse los trabajos verticales como oficio a partir de los años 80, consiguiendo más repercusión en los 90, con el boom de la construcción. Después se empieza a regular teniendo en cuenta las distintas medidas enfocadas a mejorar la seguridad de los trabajadores, ya que, para entonces las herramientas de protección, así como la vestimenta y los elementos de seguridad que se utilizaban dejaban mucho que desear.

Aunque no fue hasta años después cuando se consideraron los trabajos verticales como una auténtica profesión, contando con directiva 2001/45/CE y una modificación en 2004, naciendo como una actividad regulada.

Los trabajos verticales son técnicas implementadas en los trabajos de altura durante la construcción o rehabilitación de viviendas y provienen de la escalada o el alpinismo, dos deportes de riesgo que también necesitan rescates de riesgo. Son técnicas que han sido adoptadas para un uso urbano y también industrial, con la reglamentación que existe en lo que se refiere a la prevención de riesgos laborales.

Los trabajos de altura nacen para aplicar técnicas seguras de descuelgue, con el objetivo de acceder cómodamente a aquellos lugares de más difícil acceso a los que sería casi imposible llegar utilizando técnicas tradicionales.

A partir de dos metros de descuelgue se consideran trabajos de altura, de modo que el trabajador debe contar con la protección necesaria, con barandilla, un sistema anticaída o bien un sistema de descuelgue que lleve los sistemas de seguridad adecuados.

La empresa constructora debe proveer del material de seguridad necesario a los operarios, tanto a nivel colectivo como individual, siendo completamente responsable de la seguridad laboral de los operarios que realizan la obra con este tipo de técnicas.

¿Cuándo se implementan las técnicas de trabajos verticales con descuelgue?

Son técnicas que suelen utilizarse en circunstancias en las que existe una imposibilidad técnica o bien económica de utilizar otro tipo de sistema tradicional, como pueden ser los andamios.

Habitualmente, se utilizan porque se presentan como la mejor solución para llevar a cabo un trabajo de difícil acceso y suelen utilizarse para la rehabilitación de fachadas, reparación de tejados y terrazas, reparación de canalones y bajantes, inspección técnica de edificios, instalación de tela asfáltica, sellado de juntas de dilatación en altura, limpieza de ventanas y cristalería, instalación de corcho proyectado, instalación de sistemas anticaída o limpieza de chimeneas, entre otras muchas opciones.

¿Cómo contratar nuestros servicios de trabajos verticales?

En Gravity Works somos especialistas en los trabajos verticales y podemos ofrecerte un servicio completamente profesional, especializado y seguro. Puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 93 137 76 43, enviando un correo a info@gravityworks.eu o rellenando el formulario de contacto con tus datos y el motivo de tu consulta.