El síndrome del gato paracaidista

Aunque siempre hemos oído que todos los felinos tienen siete vidas, sabemos que no es verdad. Aunque son animales verdaderamente ágiles que consiguen meterse por cualquier rincón y por espacios prácticamente imposibles.

El síndrome del gato paracaidista o gato volador hace referencia a las caídas de los gatos desde ventanas o balcones que, normalmente, superan los siete metros de altura. Es un accidente que, desgraciadamente, se torna bastante habitual para los gatos domésticos, que acostumbran a sufrir traumatismos de diversa índole dependiendo de la postura en la que caigan. En algunos casos pueden morir en la caída.

Motivos por los que pueden precipitarse

Sabemos y suponemos que ningún gato se tira voluntariamente por una ventana, pero son muchos los casos de muertes felinas provocadas por esta causa. Las caídas de estos felinos pueden venir provocadas por su instinto de caza, para atrapar un pájaro o un ratón, por ejemplo. Porque aunque están dotados de un magnífico equilibrio sus instintos animales están por encima. Aunque también puede caerse por un despiste humano, por permanecer demasiado tiempo en un lugar arriesgado, por el instinto de buscar reproducirse con machos en su época de celo, por curiosidad, por ráfagas de viento o por una mala posición.

Los gatos que suelen caerse con mayor facilidad son los felinos jóvenes menores de dos años de edad, porque son más activos, juguetones y tienen menos control de su cuerpo, aunque también son propensos a las caídas aquellos felinos que no están  esterilizados, porque tienen activo el instinto animal durante el periodo de celo y también los gatos muy mayores, que ya han perdido facultades de olfato, de visión o de oído.

Si compras juguetes y le generas estímulos, tu gato podrá saciar su instinto de cazador y no tendrá tantas ganas de ir a cazar al aire libre. De esta forma evitarás que pueda caerse o que se escape de tu vivienda.

Protege la vida de tus gatos con las redes para balcones

La mejor medida que puedes tomar para evitar caídas es apostar por las redes para ventanas diseñadas para la protección de ventanas para tus gatos. Que cuentan con todas las particularidades para proteger la vida de tu mascota. Estas redes para ventanas no sólo servirán de protección de las ventanas y terraza para tu gato sino también para tus hijos, que podrán salir al balcón de forma más segura.

Para instalar una red para ventanas de protección de ventanas para gatos deberás tener en cuenta las particularidades que presenta tu felino, tales como el peso, el tamaño o la edad, ya que hay muchos tipos de sistemas de cerramiento y es mejor hacer una propuesta a medida para que se ajuste al máximo a tus necesidades.

Normalmente estas protecciones de ventanas para gatos se hacen mediante redes para ventanas, rejillas o cerramientos.