Los trabajos verticales y sus ventajas

Bienvenido un día más al blog de Gravity Works, tu empresa de confianza especializada en todo tipo de protección y trabajos verticales. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre que son los trabajos verticales y las ventajas que pueden suponer para todo tipo de empresas y clientes a la hora de realizar sus labores y proyectos.

Se considera trabajo vertical todas aquellas labores que se lleven a cabo en la construcción o rehabilitación de un edificio o infraestructura cuando la persona llegue o supere los dos metros de descuelgue. En este momento, es indispensable que el trabajador esté protegido con un sistema anticaidas o de descuelgue.

En el caso de los trabajadores que realizar trabajos verticales, lo cierto es que es imposible ofrecer protecciones colectivas, dada la situación del empleado, de esta forma, siempre debe llevar todo tipo de protecciones individuales como el casco. Cabe destacar que estas herramientas, ya sean de protección colectiva como individual deben ser dadas por el empresario por el cual esté contratado dichos trabajadores.

Principales ventajas de los trabajos verticales

Los trabajos verticales suponen un gran avance y ahorro te tiempo y dinero para las distintas empresas que necesiten realizar todo tipo de labores en las alturas y fachadas de los edificios. Para que una persona trabaje en este tipo de proyectos es necesario que tenga los conocimientos necesarios para saber qué hacer en todo momento y que su integridad física no esté en peligro durante la realización de estos trabajos verticales.

La gran ventaja de los trabajos verticales es que las personas que los realizan pueden hacer labores muy distintas, ya sean de rehabilitación, como de limpieza o mantenimiento de fachadas o estructuras de edificios. Que estas tareas que puedan realizar sin andamios suponen un gran ahorro de tiempo y dinero para la empresa, tanto la que realiza como la que contrata los servicios. También se ahorran costes de transporte y el material que se utiliza para que una persona se cuelgue de un edificio es realmente reducido y poco costoso.

Los trabajos verticales ofrecen una gran seguridad, tanto a los operarios que los realizan como a las personas que pasan por la calle y se pueden ver involucradas. Los sistemas de seguridad que utilizan este tipo de empresas son muy avanzados y garantizan la protección de todas las personas.

Finalmente, cabe destacar que la comodidad es una de las ventajas más destacables de los trabajos verticales, ya que sin tener que caminar sobre una estructura fija y algo inestable, el operario puede moverse por toda la superficie. Además, no hay nada que ocupe la calle o entorpezca el tráfico de gente, y por supuesto, no afecta a la estética del edificio.