¿Qué debes saber sobre la convivencia entre gatos y bebés?

Si tienes un gato en casa y te planteas tener un bebé, hoy vamos a darte algunos consejos para que la convivencia entre ambos sea perfecta, además de tener en cuenta los elementos de seguridad en tu vivienda como es la instalación de redes para balcones.

Durante el embarazo

Si estás embaraza o lo estarás próximamente oirás hablar de la toxoplasmosis, una enfermedad infecciosa generada por un parásito que puede vivir dentro de las células de los humanos y de los animales. Te explicamos esto porque tiende a pensarse que es peligroso convivir con un gato cuando estás embarazada, por riesgo a contraer la toxoplasmosis pero no es así. La gente puede contraer toxoplasmosis cuando come alimentos crudos o curados, no lava correctamente los alimentos que provienen de la tierra o bien entrando en contacto con las heces de gato infectadas. Por lo que si tu felino está sano no hay ningún problema, aunque te recomendamos que sea otra persona quién recoja sus heces durante este periodo para evitar el contacto directo.

Cuando el bebé llega a casa

Por otro lado, cuando vayas a traer a tu bebé a casa debes saber que para tu gato hay dos cosas muy importantes, por un lado el territorio y por el otro la estabilidad, dos cosas que inevitablemente se verán alteradas con la llegada de tu bebé.

  • Lo mejor sería que antes que llegue el bebé el gato pueda oler alguna prenda de él o enseñarle olores que vayan a ir relacionadas con él, como puede ser su mantita, el carro…
  • También es importante marcar normas de donde no podrá entrar o subir, por ejemplo en la cuna del bebé. Si le dejas hacerlo, después no podrás hacer que salga de allí.
  • Instalar redes de seguridad para balcones. Este es un consejo que no sólo es válido para tu felino, sino que también será perfecto para la seguridad de tu hijo. Las redes para balcones son perfectas para poder mantener tu vivienda protegida, proteger a tu familia y a tus mascotas.
  • Deja que tu gato se acerque a oler al bebé, siempre con vosotros delante para que vea que no es una amenaza y lo conozca de una forma natural.
  • Los niños que conviven con animales tienen menos alergia y menos miedos, pero intenta que el gato no se cuele en la cuna con el bebé hasta que no sea un poco más mayor, ya que al ser un recién nacido está totalmente indefenso y es mucho más frágil.
  • Mantén las vacunas y desparasitaciones al día de tu felino, para que todos estés más tranquilo.

Un bebé puede crear un vínculo precioso con un gato, no sólo lo hacen con los perros. Aun siendo animales más independiente, le encanta acurrucarse y ser acariciado por las personas con las que se sienten bien.

Si necesitas más información o conocer el presupuesto de la instalación de las redes para balcones, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.